Producciones no domesticadas

Narrativas laberínticas y rizomáticas

En Holanda ayudan al buen morir

leave a comment »

En Holanda, la Justicia autorizó la eutanasia en menores de 12 años. Lo decidió ante un pedido de una clínica universitaria. Se podrá aplicar a los que padezcan males incurables y tengan sufrimientos intolerables. La ley anterior de eutanasia promulgada en el año 2002 sólo permitía el método en mayores de 12. La autorización se hace efectiva respetando un riguroso protocolo. La práctica se podrá aplicar, incluso, en bebés recién nacidos. A continuación reproducimos la nota completa que publicó el diario Clarín sobre este tema el 31 de agosto pasado.

La Justicia holandesa acaba de autorizar a una clínica universitaria a practicar la eutanasia, respetando un riguroso protocolo, a niños de menos de 12 años que padezcan enfermedades incurables y que les provoquen sufrimientos intolerables. La práctica se podrá aplicar, incluso, en bebés recién nacidos.

Holanda se convirtió en 2002 en el primer país del mundo en reconocer la eutanasia como un acto legal, aunque sometido a estrictas condiciones.

La ley sancionada en aquel momento era aplicable a todos los enfermos mayores de 12 años, con la obligación de una autorización de los padres entre esa edad y los 16 años. Esta ley aprobada hace dos años también estipulaba que el médico debía tener la convicción de que se trataba de un pedido expresado por el paciente después de una profunda reflexión. Y que el paciente debía estar en una situación médica sin salida y padecer de sufrimientos insoportables.

Según la ley, el médico debía consultar por lo menos a otro médico, que diera un diagnóstico independiente. Los legisladores también establecieron que cada caso de eutanasia practicado debía ser reportado a una comisión compuesta por un jurista, un médico y un especialista en ética. Esta comisión tiene la misión de vigilar que todos los criterios hayan sido respetados.

Si la comisión considera que un médico no respetó los criterios, le entrega sus conclusiones a la Justicia, que puede iniciar un procedimiento judicial contra el médico. Para evitar los abusos, la eutanasia que no cumple con las exigencias legales sigue penalizada en el Código Penal holandés con hasta doce años de prisión.

La legislación holandesa, entonces, establece que el paciente debe pedir la eutanasia. Pero esto no era posible para un recién nacido. Y, de acuerdo con la ley, los padres no estaban autorizados a pedir la muerte en el lugar del niño. Esto es justamente lo que acaba de reformar la Justicia de Holanda.El nuevo protocolo que se deberá aplicar en casos de este tipo exigió un año de trabajo para su estudio y elaboración.

Eduard Verhagen, responsable del departamento de Pediatría de la clínica universitaria de Groningen -es la que acaba de ser autorizada a practicar la eutanasia en niños menores de 12 años- explicó que el protocolo fue escrito, en parte, en base de la legislación existente en los Países Bajos.

Verhagen dijo, además, que el protocolo establece paso a paso y de forma precisa y rigurosa los procedimientos que los médicos deben respetar frente a casos de este tipo, es decir, niños de esa edad, con enfermedades incurables.
El documento subraya, por ejemplo, que una de las normas fundamentales es que un segundo médico independiente se pronuncie sobre las condiciones del niño.

Actualmente en Holanda recurren por año a la eutanasia alrededor de 1.800 pacientes extremos. A estos casos ahora se sumarán los chicos menores de 12.

“Son niños cuya vida es tan terrible y miserable y que sufren tanto que decidimos que lo mejor es recurrir a la eutanasia. Consideramos que en estos casos la muerte es mejor que la vida”, explicó el médico Verhagen.

De acuerdo con la legislación previa, el Estado tenía seis meses para establecer si el médico que practicó la eutanasia debía enfrentar a la Justicia. El protocolo que se acaba de aprobar acelera los tiempos: ahora no se podrán exceder los tres meses. Por otro lado, no pone al médico al resguardo de una eventual acción judicial.

Lo que escribimos es una suerte de acuerdo sobre la base del cual los médicos informan” todo lo relativo al caso mientras la Justicia “se asegura de que los documentos sean transmitidos a La Haya. Le toca al Ministerio de Sanidad, en última instancia, decidir si da eventualmente la autorización a un proceso”, explicó Verghagen.
Después de Holanda, Bélgica fue el siguiente país que aprobó la “muerte dulce” en pacientes con “sufrimientos físicos o psíquicos insoportables”.

Debate en Francia

El ministro de Salud de Francia, Philippe Douste-Blazy, adelantó que antes de fines de este año los diputados franceses tratarán un polémico proyecto de eutanasia. “La ley instaurará el derecho a morir con dignidad. Respetar la vida es aceptar la muerte. Con esta ley los enfermos incurables podrán decidir su muerte”, explicó el ministro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: