Producciones no domesticadas

Narrativas laberínticas y rizomáticas

Un error en la matriz universal

with 43 comments

La adorable Mini -como le decíamos los que la amábamos- sufrió durante muchísimos e interminables años una terrible enfermedad crónica y degenerativa muy compleja con tratamientos -como la diálisis- y operaciones sistemáticas demasiado cruentas. En los últimos años las “soluciones ” de la medicina -que en términos generales se reducen a continuar hasta las últimas consecuencias con procedimientos invasivos inciertos y dolorosos que jamás tienen en cuenta la capacidad de soportar el sufrimiento físico y emocional de los pacientes que antes que pacientes son seres humanos, se transformaron en un encarnizamiento terapéutico injustificable.

Como mi mamá era/es/sigue y seguirá siendo una mujer maravillosa, hiper sensible, super inteligente, amorosa, tierna y lúcida soportó estoicamente hasta el último momento con la más tenaz de las voluntades y el mejor y más increíble humor jamás visto, pero en un acto de rebeldía final muy humano y digno decidió terminar con la tortura de la medicalización irracional ad infinitum y por única vez en su vida dijo “basta” y se arrojó a las vías de un tren.

Respeto su decisión porque ya su calidad de vida era deplorable, la AMO MÁS que nunca, pero por ahora no puedo tolerar que su vida haya concluido de un modo tan violento y brutal y sin mi mano para tomarla y hacer que su partida fuera suave.

Fue una persona tan valiosa, compasiva, compañera, dulcísima, confidente, impredecible, divertida, original, amante de la vida que no merecía ninguno de los sufrimientos que tuvo que experimentar en vida y menos aún una muerte por acorralamiento.

No digo que es buena y es la mejor madre del universo entero porque ahora murió, siempre odié que cuando las personas morían automáticamante se convertían en santas o beatas o ejemplos de bondad ambulantes cuando en realidad habían sido en vida flor de hijos de puta… No…ella realmente fue DIVINA, realmente fue un ser HER-MO-SO en todas sus dimensiones, no hay ninguna idealización en este concepto sobre su calidad humana.

No sólo yo, no sólo mi papá que está enamorado de ella como desde el primer día en que la conoció en el café La Ópera de Corrientes y Callao (en una anécdota muy cómica y muy romántica que algún día debería convertirse en novela), no sólo Hernán o la Blancura que la adoptaron algo así como una madre sustituta, no sólo Mane, Ariel, Adrián, Damián, Elenita, Sandra, Doris, Ermel, Cezunquita, Grace, Leandro, Julia, Marta, Ludy, Berta, Irma, Roby, Poli, Don Coco, Ángel, Gabita y otras decenas de personas que yo ahora no puedo recordar ni escribir aquí, porque mi mente nublada me juega pequeñas amnesias injustas para quienes la quieren, digo, no sólo todos nosotros la perdimos aquí en la Tierra sino la Tierra la perdió a ella y muchos seres no tuvieron la bendita suerte de reírse con ella o escuchar sus chistes irónicos y compartir su profundísimo AMOR por la vida.

Siempre decía que había que hacer todo intensamente porque la vida era corta como un soplo. Aprovechar los momentos simples, no refunfuñar como solía /suelo hacerlo yo por las injusticias o por pavadas…no…no…. hay que lucharla -decía siempre- y disfrutar, disfrutar y disfrutar de la salud y el cuerpo libre mientras uno tiene la suerte de gozarlo.

Tanto le gustaban las fiestas y organizarlas que yo le había dado el título de Mini encargada del Pequeño Ministerio Batucada.

Era una persona-fiesta atrapada en un cuerpo-sistema-médico-cárcel.

Sobrevivió a cosas terribles y asombrosas y cada vez que salía de una situación físicamente imposible decía que lo había logrado por nuestro amor.

12 años de diálisis ininterrumpidas 3 veces por semana 4 horas diarias, 19 operaciones -entre cirugías mayores y procedimientos invasivos- terapias intensivas, terapias intermedias, catéteres externos e internos, simples, compuestos, temporales, permanentes, destapaciones de arterias y venas, cirugías de riñón, vesícula, intestinos, útero, ovario, eventraciones abdominales y una lista que me da vergüenza continuar porque no puede corresponder a un sólo ser humano, a UNO. ¿Por qué? A ella ¿por qué?

Soportó impericias médicas, negligencias médicas y hasta mala praxis médicas, sin jamás lograr poder “probar” que la corporación o casta médica tiene mucho más de militar y de mafiosa que de cuidado del paciente. La mayoría de esta casta hace juramentos hipócritas y no hipocráticos como suelen afirmar. Pero allá ellos con su hedor de muerte y sus arreglos con abogados truchos en audiencias de conciliación que en realidad son plagios negociables para quienes tienen más dinero -o sea ellos-.

Pero vos Mini, vos sos el amor, pero el amor castigado injustamente. Mami querida, a diferencia de vos no creo en dios, por lo tanto, ni siquiera tengo el beneficio de poder increparlo, insultarlo o escupirlo porque de existir sin duda lo merecería. De existir, él merecería un tren gigante destrozando su cuerpo en mil pedazos, una máquina imbécil aplastando todo su patetismo de mitómano.

Mamá, no puedo quitarme de la mente/corazón esa imagen que jamás quise ver, la de tu cuerpo mutilado en las vías de la estación La Paternal. No quise saber nada de papeles y burocracias asquerosas, de intervenciones judiciales, de morgues, de autopsias inútiles, de jueces fashion que demoran los cuerpos en el limbo de los documentos por triplicado y los reconocimientos de cráneos destruidos porque no soy valiente. Estuvo papi, tu amante esposo, novio, amigo para hacerlo, y estuvieron Sandra primero y Hernán y Ariel luego para acompañarlo a él a los cientos de idas y venidas que la LEY exige.

La LEY. La LEY judicial. La LEY médica. La LEY del sometimiento del otro. La LEY de la humillación del otro.

Vos eras y sos una INDOMABLE, jamás podrán quebrantarte. Pudieron injuriar tu cuerpo y agotar tu alma pero no lograron extirparte la dignidad.

Necesitaría todos los años que vivimos juntas para enumerar tus virtudes y enseñanzas, tu compañerismo, tu alegría, tu dulzura, tu modernidad, tu comprensión, tu bondad, tu inteligencia, tu velocidad, tu talento, tu amplitud mental, y tu amor incondicional por papi y por mí.

En la carta de despedida que me dejaste me pedías perdón… ¿perdón mi amor? ¿perdón por haber aguantado lo inaguantable?… no mi viejita enana y coqueta jamás pidas perdón, de ninguna manera necesitás perdón, lo que sí necesitabas era respeto a tu persona, necesitabas una vez decidir qué hacer con tu cuerpo y no que otros lo hicieran por vos. Venían cosas terribles, venían más operaciones, más prueba y error, más ensayos…no mamita estate tranquila.

Sólo no quiero pensar en tu carita que amaba tanto bajo las ruedas de un tren oscuro, no te quiero caminando sola esas dos cuadras hasta la estación… ¿qué pensabas? ¿qué sentías? ¿qué fue lo último que viste? ¿esa furia de metal rebanándote en pedazos? ¿un dolor fulminante? … quisiera que pudieras decirme que no. Pero eso quedará en el misterio. Hubiera querido ayudarte, hubiera rogado porque existiera la eutanasia y hubiéramos podido ayudarte a morir con papi, suave, con ternura, con abrazos, despacio, juntos los tres de la mano hasta que te durmieras.

No fue así, no fue así porque hubo un error en la matriz universal, estoy convencida que ése final no era tu destino, fue un error por acorralamiento.

Fuiste acorralada.

Un error fatal que jamás le perdonaré al universo.

Me despido hasta la próxima vez que te vea dejándote este poema de Willy G. Bouillon que a mí me parece que hubiera estado en las vías viéndote caer.

“El último recuerdo fue el repentino
oscurecimiento del día.
La conciencia
recorrió entonces peldaños inversos
y propuso en clave, según su estilo: se pierde el destino para acceder
al destino. O hay sometimiento a nuevas leyes para que la libertad sea después
bien que se disputa el filo
de la luz y de la sombra.
¿No eran éstos, presagios proclamados
por un ángel de exasperante acoso?
Lo inminente, como parte de la eternidad.
Y la devoción, susurro del abismo,
serenidad que no teme la embestida
del toro solitario, lunar, trágico.”

Mami, hace unos días fui a las vías y me puse lo más cerca posible del tren que venía. La campana que anunciaba su cercanía, la llovizna, el lugar en el que te habías dejado caer, nada me brindó ningún saber, ninguna señal, ningún indicio de qué pudiste haber sentido en aquel momento de soledad última. Pero temí la embestida y el corazón casi me estalló por el terror de esa mole infernal que pasó a milímetros de mi mirada atónita. No sé lo que pasó en tu instante, nunca lo sabré y jamás podré acompañarte en lo sucedido.

Fue la primera y la única vez en la vida que no nos acompañamos. Pero sé que NO eras una suicida y que amaste la vida tanto como para vivirla hasta que valió la pena.

Espero que ahora estés con tu adorada Kitty otra vez, ella se fue tres meses antes que vos para esperarte con mimos y ronroneos tiernos de los que a vos tanto te gustaban. Y al lado están las “enchiladitas” (Chaplin & Simba) que llegaste a conocer apenas un tiempito muy corto pero te hicieron reír tanto.

—————————————————————————————-

PICHONA QUERIDA TE AMAMOS, TE ADORAMOS Y TE LLEVAMOS EN NOSOTROS, NOS DISTE AMOR INCONDICIONAL Y ESO JAMÁS NOS ABANDONARÁ.

Mini amada (Noemí Regina Cuño de Maguregui):
20 de septiembre de 1940 -21 de julio de 2003

Anuncios

43 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Nada que lea aquí me resulta nuevo: La vida me llevó a los Maguregui-Cuño hace unos años. No fueron años buenos, por más valor que hubiera, no fueron años justos. ¿Justicia? Es algo que un Subsecretario de Cultura una vez me dijo que no había en este mundo.
    Como la Mini, creo en Dios. Ocurre que desde hace dos semanas, a esta misma hora, me patina el alma y mi Dios.(No se preocupe Mini, no puedo evitar seguir creyendo en El -a nuestro modo-).
    Nunca entendí que alguien pudiera terminar su vida, o mejor dicho, sí, entendí, pero no comprendí. Esta vez algo aconteció: hay muchos más misterios de los que creemos imaginar. Mini en las vías es un injusto misterio. Una atrocidad.
    El Titi y Cari sabían del dolor físico. Saben del amor y del arte, y como tanto ser humano simple y bueno que hay, jamás jodieron a nadie. ¿Qué ocurrió? ¿Qué ocurrió?
    Dios mío ¿qué le digo ahora a mi mejor amiga acerca de tu misericordia?
    Mini, comprendo ahora, hay destinos intensos, pero hay destinos excesivos.
    Amor para los Maguregui-Cuño, siempre.
    Sandra Cornejo.
    Posted by Sandra Cornejo at Agosto 4, 2003 11:30 AM

    Sandra Cornejo

    20 marzo 2004 at 11:27 AM

  2. Procedo de una familia de tendencias suicidas, de momentos histéricos de pastillas y otras mezclas, por eso no me sorprende que alguien quiera acabar con su vida, cosa que se que ocurriría más seguido si existieran formas menos cruentas para terminarlas.
    Aun me cuesta contestar este mail ya que el dolor de leer esta nota me deja paralizado. Como se dice que deja el inmenso dolor a las personas, deprimidas y tristes, para evitarles hacer locuras cuando pierden a un ser amado. Que hacías vos Cari caminando solita por las vías sin nosotros, buscando señales, sola también como tu mamá aquel puto día. A mi me toco encontrarla y sentir que esa bolsa oscura que te contenía pequeñita no era ya más nada de vos. Tan simple me resulto entenderte, tu último gran acto de amor estaba realizado. Querías irte solita sin incluir a nadie en tu conspiración, sin pedirle a nadie recetas extrañas que los involucraban en futuras culpas, sin hacer infinito el viaje de caída por el espacio desde una terraza, sin lastimar lentamente tu cuerpo aun más, por que ya estabas saturada de dolor, decidiste lo más drástico, lo más rápido, lo casi imposible de sobrevivir.
    Te imagino caminando despacito, pensando más en tus seres queridos del después que en vos y el ahora, como se nota en cada una de tus cortas cartas… perdónenme… pusiste.
    Y aquí quedamos, llevándote en nosotros, como ejemplo, como acto de amor, como mujer, como ser vivo.
    Y nuestro hermoso recuerdo es tu cielo, y la vida que les queda será el infierno de todos los que te martirizaron.
    Y como habrás estado segura al caminar “solita” por las calles hasta la vía, ni el titi ni cari quedaron solos, acá estamos y estaremos los que imaginaste que estaríamos, desde lejos o desde cerca, estaremos hasta siempre, hasta que alguien nos cree un cielo imaginándonos todos juntos.
    Hernán
    Posted by hernan at Agosto 4, 2003 02:36 PM

    Hernán Aldana

    20 marzo 2004 at 11:31 AM

  3. Carina, es muy emocionante lo que escribiste/ilustraste.
    Es un excelente homenaje.
    Y tus gatitos, qué preciosos!!
    Estoy segura que después de escribirlo te sentís un poquito poquito
    mejor mejor o no?
    Te mando un beso, hablemos pronto
    Gaby
    Posted by Gaby Sued at Agosto 4, 2003 04:48 PM

    Gaby Sued

    20 marzo 2004 at 11:33 AM

  4. Cari: Quedé perplejo y sin capacidad de respuesta ante lo
    contundente de carta/denuncia/bronca/dolor.
    Apenas si nos conocemos, pero creo haberte dicho que fuiste
    la única que tuvo un gesto humano en un momento de mi vida.
    Simplemente quiero decirte que estoy a tu disposición para
    lo que sea y no creas que esto es un cumplido, pensandolo
    bien y con lo poco que te conozco, creo que es un acto
    egoísta de mi parte para poder disfrutar de tu calidez.
    Te mando un abrazo enorme y gracias por compartir tu dolor
    también conmigo.
    Posted by Daniel De Luca at Agosto 4, 2003 04:53 PM

    Daniel de Luca

    20 marzo 2004 at 11:33 AM

  5. Lo siento mucho, Carina…
    Nada, qué te voy a decir?
    Te mando un beso
    José
    Posted by José Galán at Agosto 4, 2003 04:56 PM

    José Galán

    20 marzo 2004 at 11:35 AM

  6. Sin palabras…
    Un fuerte abrazo
    Posted by Hugo Scolnik at Agosto 4, 2003 04:58 PM

    Hugo Scolnik

    20 marzo 2004 at 11:35 AM

  7. cari,
    gracias a vos por compartirlo
    tal vez compartiendo el dolor ayude a soportarlo un poco mas
    y, sobre todo, que lindos los recuerdos que tenes de tu mama
    (que lindo que te recuerden asi, no?)
    un abrazo grandote
    d
    Posted by Diego Golombek at Agosto 4, 2003 04:59 PM

    Diego Golombek

    20 marzo 2004 at 11:37 AM

  8. Querida amiga, maravillosa la nota para tu mamá.
    Sé que no se puede entender.La muerte no se puede entender.
    Nosotros aún no podemos comprender la decisión de mi tía Violeta ,tomada hace tanto tiempo, y que sigue golpeándonos.
    Comparto tu pena.Te acompaño en tu dolor.
    Un abrazo
    Catalina
    Posted by catalina parra at Agosto 4, 2003 05:05 PM

    Catalina Parra

    20 marzo 2004 at 11:38 AM

  9. Para la Mini, casi de Cari
    Elegía
    Miguel Hernández
    Yo quiero ser llorando el hortelano
    de la tierra que ocupas y estercolas
    compañero del alma, tan temprano.
    Alimentando lluvias, caracolas
    y órganos mi dolor sin instrumento,
    a las desalentadas amapolas
    daré tu corazón por alimento.
    Tanto dolor se agrupa en mi costado,
    que por doler me duele hasta el aliento.
    Un manotazo duro, un golpe helado,
    un hachazo invisible y homicida,
    un empujón mortal te ha derribado.
    No hay extensión más grande que mi herida,
    lloro mi desventura y sus conjuntos
    y siento más tu muerte que mi vida.
    Ando sobre rastrojos de difuntos,
    y sin calor de nadie y sin consuelo
    voy de mi corazón a mis asuntos.
    Temprano levantó la muerte el vuelo,
    temprano madrugó la madrugada,
    temprano estás rodando por el suelo.
    No perdono a la muerte enamorada,
    no perdono a la vida desatenta
    no perdono a la tierra ni a la nada.
    En mis manos levanto una tormenta
    de piedras, rayos, y hachas estridentes
    sedienta de catástrofes y hambrienta.
    Quiero escarbar la tierra con los dientes,
    quiero apartar la tierra parte a parte
    a dentelladas secas y calientes.
    Quiero minar la tierra hasta encontrarte
    y besarte la noble calavera
    y desamordazarte y regresarte.
    Volverás a mi huerto y a mi higuera:
    por los altos andamios de las flores
    pajareará tu alma colmenera
    de angelicales ceras y labores.
    Volverás al arrullo de las rejas
    de los enamorados labradores.
    Alegrarás la sombra de mis cejas
    y tu sangre se irá a cada lado
    disputando tu novia y las abejas.
    Tu corazón, ya terciopelo ajado,
    llama a un campo de almendras espumosas
    mi avariciosa voz de enamorado.
    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero.
    Para Mini, Cari, Titi:
    Llegó con tres heridas:
    La del amor,
    La de la muerte
    La de la vida.
    Con tres heridas viene:
    La de la vida,
    La del amor,
    La de la muerte.
    Con tres heridas él:
    La de la vida,
    La de la muerte,
    La del amor.
    Miguel Hernández
    Posted by Sandra at Agosto 4, 2003 05:45 PM

    Sandra

    20 marzo 2004 at 11:39 AM

  10. Cari:
    Nos hace falta decirte todo lo que te quiero, todo lo que te admiro y que en todo momento estoy y estare con vos.
    Como el dolor a veces hace buscar causas, responsables, maldiciones y broncas, prefiero mandarte un poema que alguna vez te mande, pero que creo que este es el momento perfecto para que sepamos donde esta la Mini.
    Te dejo con tu vida
    tu trabajo
    tu gente
    con tus puestas de sol
    y tus amaneceres
    sembrando tu confianza
    te dejo junto al mundo
    derrotando imposibles
    segura sin seguro
    te dejo frente al mar
    descifrándote a solas
    sin mi pregunta a ciegas
    sin mi respuesta rota
    te dejo sin mis dudas
    pobres y malheridas
    sin mis inmadureces
    sin mi veteranía
    pero tamcopo creas
    a pie juntillas todo
    no creas nunca creas
    este falso abandono
    estaré donde menos
    lo esperes
    por ejemplo
    en un arbol añoso
    de oscuros cebaceos
    estaré en un lejano
    horizonte sin horas
    en la huella del tacto
    en tu sombra y mi sombra
    y ojalá pueda estar
    de tu sueño en la red
    esperando tus ojos
    y mirándote.
    Te quiero
    Ariel
    Posted by Ariel at Agosto 4, 2003 08:18 PM

    Ariel Kotler

    20 marzo 2004 at 11:42 AM

  11. Tan solo un abrazo podría llebnar este hueco de palabras. Vos lo has expresado hondamente con las tuyas. Yo recuerdo, en mi estupefacciñón, algo de Rilke:
    No son reconocidas las penas,
    No se ha aprendido el amor,
    y lo que nos separa en la muerte
    no se ha desvelado.
    Tan sólo el canto sobre la tierra
    santifica y celebra.
    Mario y Buyi
    Posted by Buyi y Mario Presas at Agosto 4, 2003 09:02 PM

    Mario Presas

    20 marzo 2004 at 11:44 AM

  12. Estoy soñando una pesadilla, la pequeña Mini no esta mas entre nosotros y yo no hago mas que pelearme con el destino y buscar razones, justificaciones, algo que mitigue lo que siento. Egoistamente ansio con todo mi corazon que nada de lo que paso haya ocurrido realmente y que por algun avatar del destino me honre nuevamente con su voz, con su sonrisa sin tiempo, con sus ojos eternos…
    me siento inutil por no saber que decir, ni como, siento impotencia y siento que molesto mas de lo que ayudo al lado tuyo y de Titi sin embargo eso no desvaloriza el hecho que estoy con ustedes para lo que necesiten.
    Sin embargo ahora que no esta, paradojicamente siento queno dejo un vacio sino por el contrario, que dejo un inmenso amor que esta presente en cada uno de los que la conocimos como una estrella, que nos da calor, que nos ilumina.
    Lo unico que se es que la pequeña Mini ya no esta entre nosotros, que por suerte no debe sufrir mas los designios del azar medico, de la tortura cotidiana, de la incertidumbre de la carne, del dolor empecinado.
    Solo se que me honro con su vida, que me enseño lo que es el amor, me contagio su alegria y su frescura.
    solo se que los dias son mas oscuros sin ella.
    solo se que le falta color al arco iris.
    Roby
    Posted by Roby Diego at Agosto 4, 2003 10:22 PM

    Roby Diego

    20 marzo 2004 at 11:46 AM

  13. Carina: no quise agregar ningún comentario junto a tus sentidas
    palabras. No tengo el don de la escritura como vos. Nunca me llevé bien con
    las letras. No creo poder comentar nada importante. Está todo dicho Lo
    único que quiero expresarte es “cómo te entiendo…! Ya lo creo que te
    entiendo! Es mucho el dolor que se siente y lo único que el tiempo cambia
    es convertir ese dolor agudo en eternamente crónico. Nada se puede
    hacer ni decir sobre ese dolor. Sólo sentirlo. Muchos dicen es la ley de la
    vida… Me cago en la ley de la vida! Nunca nos resignaremos a vivir
    sin ellos, sólo aprenderemos a soportarlo..
    Te mando un beso grande y sé que vas a tener la entereza que esa linda
    Mini te enseñó.
    Alice
    Posted by Alicia Faletti at Agosto 4, 2003 10:43 PM

    Alicia Faletti

    20 marzo 2004 at 11:47 AM

  14. Cari, tus palabras me llegaron al alma y me sacaron del letargo en el que últimamente ando vagando. Prácticamente no nos conocemos, pero te agradezco por compartir tu dolor y tus sabias reflexiones.
    Se te extraña mucho por acá. Por mi parte, podés contar conmigo para lo que sea, a la hora que sea…
    Te mando un beso muy grande y toda la fuerza para superar este doloroso trance.
    Vero
    Posted by Vero Seeber at Agosto 4, 2003 10:55 PM

    Vero Seeber

    20 marzo 2004 at 11:47 AM

  15. Hola Carina, como una abuelita te leo un cuento:
    “El propio cuerpo, la ternura que se experimenta hacia él, una ternura que va más allá de la voluntad de morir, es en última instancia ser- en -el – mundo, y cuando con la izquierda acaricio la derecha y con la derecha la izquierda, ambas se están comportando como amantes: en ese momento es precisamente en esos miembros donde ha venido a refugiarse el mundo.
    ¿Mundo interior? ¿Mundo exterior? La pregunta parece inconsistente. Mundo vivido.
    Hay que aclarar que la sociedad que se erige en contra de nosotros con su arrogancia y sus exigencias no es nuestro mundo, sino tan sólo su
    material.
    Cuenta sólo lo que he podido asimilar, el resto es mero desecho. Al rechazar lo que me repugna ¿no estaré renunciando tal vez al principio de
    realidad, de obligada observancia? Entonces, ella dice; “sé muy bien qué harás con mi cuerpo realidad. Lo he previsto todo. Por fin me pertenezco.” Al mundo con su parloteo, ella no está obstinada en discutir. Discurre, este es su discurso”
    Este es el universo de la combatiente, ella no ve horror, ni salida, ve combate, combate cuerpo a cuerpo, casi otra forma del amor.
    Carina, querida, también como si te leyese unas líneas aquí te las envío:
    “En el sentido más extremo, y por ello verdadero, vivió en el momento de saltar”
    Jean Améry (de Levantar la mano sobre uno mismo).
    Alguien nos da la vida. Otro nos cuida. A tu mami alguien dándole la sangre.
    ¿ No te parece que ella se merecía tener esa libertad de darse “su” muerte?
    Algo de ella, para ella, decidido por ella, hecho por ella. Digna en esa elección. Le quitarías esa dignidad si pensaras que hubieses sido vos
    la “dadora”. Por fin, quiso ella, darse para sí eso que podía pertenecerle sólo a ella. Querela así, Carina, libre.
    Ana
    Posted by Ana Arzoumanian at Agosto 4, 2003 11:07 PM

    Ana Arzoumanian

    20 marzo 2004 at 11:48 AM

  16. Oh Cara mia. Que decir? Como explicar? Gracias por compartir, ojala este dolor tan grande que sentis/mos nos sirva para seguir amandola, admirandola, pero por sobre todo desearle por fin el descanso que tanto se merece. El sabado siguiente,despues que me llamaste con la tragica noticia, recite Kaddish en su memoria, ojala le haya llegado. Ojala que nuestra charla del 1/8/03 te haya ayudado a encontrar consuelo. Por favor date tiempo. Pensa que como te dije LA MINI Y EL TITI siempre han sido ejemplo para mi. La entereza, el valor, la alegria, su permanente buen humor nos guiaran a todos los que la queremos.
    Mi corazon esta con vos y TiTi.
    los amo
    la grace
    Posted by La Grace Tevah-Rozenblum at Agosto 4, 2003 11:28 PM

    Grace

    20 marzo 2004 at 11:49 AM

  17. Carina:
    Que madre tan hermosa. Y que dolor tan terrible.
    Un abrazo
    Posted by Alicia Dickenstein at Agosto 5, 2003 09:56 AM

    Alicia Dickenstein

    20 marzo 2004 at 11:50 AM

  18. Querida Carina: me costó tanto… pero acabo de terminar. Todo es muy fuerte. Me atraviesa este dolor desde aquel lunes y no cesa, día tras día.
    En vos se plasma en prosa con ribetes de R.Arlt o remosando algún pasaje crudo del Matadero. Esta vía será además una forma de metabolizar tanta
    tragedia, de ayer…de hoy…
    Pero es muy fuerte.
    Creer en Dios ayuda, casi es un privilegio tener fe…sin él muchas cosas hubieran sido insoportables en el transcurso de nuestros días.
    Las tinieblas pasan, lo sé y aunque no lo creamos hoy,la luz advendrá iluminando, todo será posible entonces: amanecerá.
    Creo en Dios como mi Coqui Mini de siempre, de mis días de niña, de mi vejez.
    Sé que ella está conmigo, que me acompaña desde el corazón, como siempre lo hizo, cuidándonos.
    Te quiero mucho y te abrazo.
    Posted by Dori at Agosto 5, 2003 10:30 PM

    Doris Garzón Torres

    20 marzo 2004 at 11:50 AM

  19. Hola Caru, no tengo palabras.
    Nos separan kilómetros pero contá con nosotros
    para lo que sea, inclusive si en algún momento querés venir, sabés que ésta es tu casa. No te quiero molestar llamando, pero sabé bien que te quiero muchísimo.
    Te mando un abrazo gigante.
    Leo
    Posted by Leonardo Gaffet at Agosto 6, 2003 12:38 PM

    Leo Gaffet

    20 marzo 2004 at 11:52 AM

  20. Aunque este no es el lugar, el dolor y el consuelo no respetan espacios. Magu lamentamos infinitamente la pérdida de tu mamá y te acompañamos en el sentimiento.
    Ale
    Posted by Alejandro Piscitelli at Agosto 6, 2003 12:42 PM

    Alejandro

    20 marzo 2004 at 11:53 AM

  21. Magu, las relaciones entre las personas varían permanentemente. Un día nos ignoramos, otro nos amamos. A veces nos descubrimos, y otras nos indiferenciamos. Pero así como el amor loco nos deshace y une, el dolor loco también hace lo propio.
    La muerte de Flora me sigue cada día. Y no hay momento o alegría que borre esa tristeza sin fin.
    Supongo que te pasó lo mismo con Kitty.
    Lo de tu mamá es distinto, porque si bien era crónica de una muerte anunciada, esa decisión final suya, que en realidad fue una rebelión
    contra toda la injusticia anterior, también quedara incicatrizable para siempre.
    Hay gente que tiene vidas muy dulces -beatos ellos.
    Otros estamos en el medio, mejores y peores, sufriendo más o menos, alegrándonos idem.
    Pero hay gente que tiene una vida atroz. Ese fue el caso de tu mamá. Y conociéndote un poco a vos, y otro tanto a ella, en esos momentos la
    injusticia es tan enorme que no entendemos nada.
    Supongo que hoy ella está alojada alli, sos fuerte y ahora está tu papá para ayudarlo también a entender.
    Pero ¿qué querés que te diga?, a veces es mejor callar.
    Te mando un abrazo enorme y ojalá te sirva para mitigar aunque sea un gramo tu dolor.
    Ale
    Posted by Alejandro Piscitelli at Agosto 6, 2003 12:50 PM

    Alejandro

    20 marzo 2004 at 11:54 AM

  22. Querida Magu:
    En momentos como éste, uno no sabe si llamar, si mandar mail, o qué hacer. Me shockeó mucho enterarme lo de tu mamá, porque supe mucho de ella por vos, supe de su fortaleza, de su lucha permanente por la vida.
    Pasé por algo similar y sé lo que es este dolor tan profundo y tan inexplicable que sentís. Y también sé qué es lo que queda, esa enorme
    enseñanza que nos dejan, el sentirnos orgullosos de ser hijos.
    Quiero que sepas que estoy con vos y que te quiero muchísimo.
    Besos
    Flopi
    Posted by Florencia Morado at Agosto 6, 2003 01:04 PM

    Flopi

    20 marzo 2004 at 11:54 AM

  23. Desde que levanté el auricular y Hernán me contó la decisión que había tomado la Mini, no pude evitar sufrir una masiva invasión de recuerdos acumulados durante casi 20 años.
    Lloré.
    Después me saqué el “traje-de-mí”, me puse el “traje-de-Mini”, y me sentí más tranquila.
    Concuerdo con Hernito en que el cielo que con certeza y justicia vive Mini no es el burocrático cielo celeste plagado de nubes, lleno de juicios, premios y castigos. Sino uno más improbable y más justo, que sólo pocos consiguen. El cielo de los Recuerdos de la Gente que Te Quiere. Un cielo formado por una red tridimensional de tres mil millones de cielitos diminutos formando circunvoluciones memoriosas, en los que se proyectan tres mil millones de mini-Minis.
    Cari: no es la Mini la visión del hierro lacerando que te atormenta, sino la Mini riéndose, riéndose como loca. Como las tres mil millones de mini-Minis que pueblan mis recuerdos.
    Chechu
    Posted by chechu at Agosto 7, 2003 11:38 AM

    Cecilia Laprida

    20 marzo 2004 at 11:55 AM

  24. “La obstinación en vegetar cobardemente esclavo de médicos y potingues, cuando se ha perdido ya el sentido de la vida, debería inspirar a la sociedad un desprecio profundo. Los médicos podrían ser intermediarios de ese disgusto: nada de recetas, que con cada día caiga sobre los
    enfermos una nueva dosis de tedio. Hay que crear una nueva responsabilidad, la del médico, para todos los casos en que el interés más elevado de la vida, de la vida ascendente, exige que se aparte y atropelle sin compasión la vida
    degenerada, en nombre del derecho a vivir. Morir altivamente cuando no es posible vivir altivamente. La muerte libremente escogida, en el día señalado, con lucidez y corazón alegre, en medio de niños y de testigos, cuando todavía es posible un adiós real, cuando el que nos abandona
    existe todavía y es verdaderamente capaz de evaluar lo que ha querido y lo que ha conseguido, de recapitular su vida. Todo esto está en oposición con la desdichada comedia que representa el cristianismo a la hora de la
    muerte….”
    El crepúsculo de los ídolos.
    Nietzsche
    Cómo está nuestra niña?
    Pensaba, y si se hiciera un programa especial (justamente vos tenés ese espacio) desde la ciencia y la filosofía sobre la eutanasia?
    Todavía no fui a buscar los libros, ya Liliana me encargó unos. Hoy intentaré ver La reina…
    Carina: ¿estás comiendo?
    Un besote
    Ana
    Posted by Ana at Agosto 8, 2003 01:20 AM

    Ana

    20 marzo 2004 at 11:56 AM

  25. Son muy pocas las cosas que quedan por decir, y sé que con el correr de los años han cosechado infinidad de amistades que seguro los han acompañado y dicho lo indecible.
    Desde nuestro pequeño lugar queremos que sepan que estamos con Uds. y aunque no tengamos la posibilidad de vernos a menudo, los sentimientos están y queremos que cuenten con nosotros, aunque seamos sólo un granito de arena.
    Con mucho cariño
    LUCY Y JOSE
    Posted by Lucy y José Ben at Agosto 8, 2003 11:05 AM

    Lucy Ben

    20 marzo 2004 at 11:57 AM

  26. Querida amiga Carina:
    Es muy poco lo que puedo transmitirte, más allá del fuerte abrazo, un abrazo de alma. Muy fuerte y prolongado.Tu carta me resultó devastadora por un lado; y, al mismo tiempo, me conmovió como lección de amor y de vida, y como un mensaje hacia los otros, tus amigos y cuantos te conocen desde siempre, que imagino son muchos. Digamos, tus dos manos tendidas en reclamo de las manos de esa gente a la que querés y que te quiere.
    Tu mamá habrá sido sin duda un ser humano
    maravilloso para merecer, y dar, tanto amor. Y el amor de tu papá es también un ejemplo conmovedor.
    Aquí sólo trato de hacerte llegar una pizca, al
    menos, de mi amor amistoso,aunque te he tratado muy poco. Pero las personas como vos son de una pieza, irradian una luz que se vive y se comparte.
    Considerame tu amigo, acepta este abrazo
    Jorge Ariel Madrazo
    Posted by Jorge Ariel Madrazo at Agosto 10, 2003 01:52 PM

    Jorge Madrazo

    20 marzo 2004 at 11:58 AM

  27. Después de unos minutos ante este frío ordenador, compruebo que hoy es la única manera que tengo para transportarme hasta tu abrazo…no se cuándo leerás estas líneas,pero cuando sea, sabrás que aquí estoy, como ayer, como mañana…
    Quería llamarles cuando tuviera la confirmación de las fechas del próximo viaje…Con una inmensa PENA hemos recibido la noticia, ahora no valen las palabras pero si quisieras o necesitaras de alguien con quien contar, a quien contarle lo que sea …no lo dudes ni un segundo. Vienen hacia mí muchos momentos del pasado y todos de la mano de tu mami que tanto amor nos ha brindado SIEMPRE.
    Tu hermana Cezunquita.
    Posted by Ceci y Martín at Agosto 11, 2003 02:04 AM

    Cezunquita

    20 marzo 2004 at 11:59 AM

  28. Cari,
    que pedazo de homenaje le hiciste a tu viejita ¡!! Es que se lo merecía!!
    Ella siempre estaba cagándose de la risa y tomandose un cafecito en la Avenida San Martín por las tardes!!! Siempre me acuerdo de esos detalles y de su pequeñez!! Es que ella era muy linda!!.
    Cari,
    no busques respuestas que son tan difíciles de encontrar, no te tortures. Dá igual cuál fue la manera que ella eligiò para quitarse la vida. Esa fue una, violenta como cualquier otra muerte, que te hubiera producido la misma tristeza terrible que tenés ahora.
    Cari,
    La vida sigue y tu “pluma animal” puede transformar toda esa inmensa tristeza.
    Un bezazo para vos y tu papá
    Viviana desde la Isla de Tenerife
    Posted by viviana at Agosto 11, 2003 02:56 PM

    Viru Adonaylo

    20 marzo 2004 at 11:59 AM

  29. Lo lamento TANTO!
    Simplemente, contarte que mi madre -ya muy viejita ella- sufre del mal de alzheimer, que la va llevando lentamente al olvido. Con eso quiero decir que quizás, paso por algo levemente parecido a lo que has sufrido. Su cuerpo está bien, pero día a día temo que llegue el momento en que no sepa quién soy…
    NO conocí a tu madre, pero siempre registré el inmenso cariño con que nombrabas a tus dos
    papis. En ese amor, en lo que queda vivo espero puedas recostarte. Y pasado un tiempo, seguir
    como lo mereces.
    Así lo espero. Más allá de la distancia, sabé que te aprecio MUCHO.
    vale?
    Jorge
    Posted by Jorge Arabito at Agosto 14, 2003 11:14 PM

    Jorge Arabito

    20 marzo 2004 at 12:00 PM

  30. Cómo está la Carinísima. Pensaba escribirte, y ahí
    te encontré entre los mensajes. Lo que no aparecía era tu color, estás?
    “La madre no resurrecciona porque nunca muere. No
    tiene tumba de la cual se evada, está siempre llena. Al padre y también al hijo hay que resucitarlo; la madre no lo necesita, siempre está viva. La buena muerte sólo es pensable como reconciliación con lo que de ella quisimos extrañar en nosotros mismos, cuando volvemos a su seno, vencidos como niños.”
    de León Rozitchner. La cosa y la cruz
    Reconciliada, extrañando, sos acunada
    ana
    Posted by Ana Arzoumanian at Agosto 16, 2003 02:19 AM

    Ana Arzoumanian

    20 marzo 2004 at 12:01 PM

  31. Negri:
    Si hubieras puesto tu cuerpo en su lugar, si sentiste su dolor como el tuyo, si la cuidaste como pocos hijos lo hacen, si sufriste a la par todos estos años, si la acompañaste y la comprendiste y nunca la abandonaste no hay nada que perdonar sino que agradecer. Un eterno agradecimiento que tendrás que aprender a oirlo con el tiempo. Diste todo lo que podías, diste, diste y diste, todo lo que podías, todo lo que un ser humano puede y más, más no, más no se puede, Negri.
    No hay nadie a quien culpar ni perdonar, Negri. A veces la gente que uno quiere se va antes que uno, simplemente porque es así. Y a algunos le toca sufrir más que a otros,simplemente porque es así. Unos nacen enfermos,otros viven casi 100 años y se mueren en un sueño, simplemente porque sí. Unos soportan el dolor a grados inimaginables y otros no soportan ni la más mínima presión. O hay alguien o algo que pueda determinar quién va a enfermar más o menos, más rápido o más lento, quién aguantará más o menos. No lo creo, nunca lo creí y creo que vos tampoco. Y esta visión no es resignarse, es simplemente entender cuán simple es. Simple y doloroso porque no hay nadie a quien acusar ni reclamar.
    Es difícil vivir con una pérdida grande pero se puede y yo creo que se debe. Y no como una imposición de afuera sino como una imposición hacia uno mismo; a quién estarías retando de otra manera. Si te negaras a vivir ahora estarías retando a la nada, es un sinsentido, a nadie vas a complacer ni a vos misma ni menos que menos a la Mini. La vida es para vivirla, Negri, vivirla es también afrontar los obstáculos, es atravesar el dolor, jugarse, jugarse por uno, porque el que se juega por uno es el que puede jugarse por el otro, por la gente que quiere. Así como vos peleaste por la Mini, peleaste hasta el final. Así tenés que seguir peleando por vos. Viviste todo este tiempo, viviste, no subsistas el resto ni te dejes vencer, seguí viviendo como un homenaje a vos misma y el mejor homenaje a la Mini.
    Blanqui.
    Posted by Blancura at Agosto 19, 2003 01:22 PM

    Silvina "Blancura"

    20 marzo 2004 at 12:02 PM

  32. Hola Carina:
    Hace mil que no nos vemos, pero en algun lugar ustedes nunca dejaron de ser parte de mi vida. Solo quiero desde aca darte un abrazo y mandarles un beso enorme a vos y a Hector y decirles que los quiero mucho.
    Lore
    Posted by Lorena Bensenor at Agosto 19, 2003 08:33 PM

    Lorena Benseñor

    20 marzo 2004 at 12:02 PM

  33. Para Cari y Mini
    Diálogo
    “Te vi llegar
    por el camino que viene del mar
    y desaparece detrás de las colinas.
    Lo recorríamos juntas, una vez.
    No has cambiado: tan sólo
    el cuerpo que se encoge,
    como el mío.
    Prietas somos, pero leves
    como piedras de lava.
    Hay lugar para las dos.
    Para dormir
    a mí me basta esta silla.
    Tú que vienes de lejos
    toma la cama:
    quién sabe desde cuándo que no duermes
    sobre el jergón de hojas,
    pero pronto te acostumbrarás de nuevo
    al ligero crujido.
    Yo no duermo más en él:
    me recuerda demasiado al viento
    entre los pastos secos
    y los rostros de las compañeras retornan a la mente
    – yo ya no quiero recordar.
    Nosotras debemos estar listas
    como viajeros
    que parten libres de equipaje:
    ya el cuerpo es demasiado lastres.
    Te digo
    que como tú has cumplido
    un camino para mí desconocido
    allá en el mundo donde estabas,
    así he cumplido el mío, subterráneo
    como el alma del torrente de verano
    sólo visible por la hierba verde
    que señala su oculto recorrido
    para los ojos de quien sabe ver.
    Y como tú has dejado de amar
    las imágenes y las palabras vanas,
    así yo me he alejado
    de los huecos recuerdos,
    de todo lo que es apariencia
    y se mueve en el viento
    con un frío rumor de cáscaras vacías.
    (Hablando
    apoyaba las palmas
    una al lado de la otra
    en las rodillas
    como las manos en plegaria de una estatua
    cortadas por el tiempo,
    yertas sobre el vestido oscuro
    como sobre la tierra).
    Y aunque no hables
    yo leo el resplandor en tu mirada
    de lo que has visto
    – llamas que brillan como en un incendio
    sobre los vidrios de los ventanales:
    has ardido en ese fuego
    y quizás ardes todavía -,
    pero de ti solamente se consume
    lo que está destinado a perecer.
    Tierra adentro, tal vez, lejos del mar
    y del fragor abrupto de los trenes
    existan almas iguales a las nuestras
    en secreto,
    preparándose para morir.
    También nosotras hemos llegado al fin
    y a mí partir no me entristece
    – aunque casi reseco
    y casi sin necesidad de nutrirse
    como un tronco que bebe y se contenta
    con la humedad profunda del terreno,
    este cuerpo me pesa demasiado”.
    (Pero al verla moverse, levantándose
    para llenar los vasos de agua
    me pareció su cuerpo
    poroso y liviano
    como si lo atravesara el aire.
    Los gritos de los pájaros nocturnos
    envolvían la casa
    en la espiral creciente
    de una impalpable red).
    “He vuelto para morir”,
    dije entonces.
    (Detrás de la casa, el viento de la noche
    había trazado sobre el cielo luminosos surcos).
    Mirella Muiá, inédito. París, diciembre de 1986 .
    de Sandra.
    Posted by Sandra Cornejo at Agosto 30, 2003 02:05 PM

    Sandra

    20 marzo 2004 at 12:03 PM

  34. Encuentros y despedidas
    Manden noticias del mundo de allá
    A quien se queda
    Dénme un abrazo vénganme a esperar
    Voy llegando.
    Lo que mas gusto es poder partir
    Ya sin miedo
    Mejor ahora es poder volver
    Cuando quiera.
    Todos los días, como en un vaivén
    La gente que vibra sobre la estación
    Hay gente que viene para quedar
    Otros que se van para nunca más.
    Hay gente que viene, quiere volver
    Otros que se van, quieren luchar
    Otros han venido, para mirar
    Otros a reir y otros a llorar.
    Y asi …
    Llegar y partir
    Son sólo dos lados de un mismo viaje.
    El tren que llega
    Es el mismo tren de la ida.
    La hora del encuentro es también
    Despedida
    La plataforma de esta estación
    Es la vida de este mi lugar
    Es la vida
    De este mi lugar, es la vida.
    PEnsaba en cómo estarías y me pareció que la letra de esta canción de Milton Nascimento te gustaría
    NO por dónde andarás, ni cómo estaras, pero más allá de la distancia, recibí mi afecto
    cariños
    Jorge
    Posted by Jorge Arabito at Septiembre 8, 2003 11:14 AM

    Jorge Arabito

    20 marzo 2004 at 12:04 PM

  35. (…)
    “la hija de mi abuelo sastre toca el piano
    es mi mamá
    la música
    un modo de sangrar”
    “la desazón después del beso
    en ese orden aparezco en el mundo
    una madre es un piano triste
    el primer accidente una madre dentro de otra madre”
    (…)
    Ana
    Posted by Ana Arzoumanian at Septiembre 9, 2003 03:16 PM

    Ana

    20 marzo 2004 at 12:04 PM

  36. Leé esto pensando que lo canta Liliana Herrero, para vos…
    PALABRAS PARA JULIA
    (José Agustín Goitisolo)
    Tú no puedes volver atrás
    porque la vida ya te empuja
    como un aullido interminable.
    Hija mía es mejor vivir
    con la alegría de los hombres
    que llorar ante un muro ciego.
    Te sentirás acorralada
    te sentiras perdida y sola
    tal vez querrás no haber nacido.
    Yo sé muy bien que te dirán
    que la vida no tiene objeto
    que es un asunto desgraciado.
    Entonces siempre acuérdate
    de lo que un día yo escribí
    pensando en tí como ahora pienso.
    Un hombre sólo una mujer
    así tomados de uno en uno
    son como polvo no son nada.
    Pero cuando yo te hablo a tí
    cuando te escribo estas palabras
    pienso también en otros hombres.
    Tu destino está en los demás
    tu futuro es tu propia vida
    tu dignidad es la de todos.
    Otros esperan que resistas
    que les ayude tu alegría
    tu canción entre sus canciones.
    Entonces siempre acuérdate
    de lo que un día yo escribí
    pensando en tí como ahora pienso.
    Nunca te entregues ni te apartes
    junto al camino nunca digas
    no puedo más y aquí me quedo.
    La vida es bella ya verás
    como a pesar de los pesares
    tendrás amor tendrás amigos.
    Por lo demás no hay elección
    y este mundo tal como es
    será todo tu patrimonio.
    Perdóname no sé decirte
    nada más pero tú comprende
    que yo aún estoy en el camino.
    Y siempre acuérdate
    de lo que un día yo escribí
    pensando en tí como ahora pienso.
    —————————————-
    Vale.pero simplemente quiero que registres, que tengas presente
    que más allá de distancias geográficas o mentales
    siempre te tengo presente
    y más allá de eso,
    simplemente, lee las palabras de ese poema hecho canción
    y entiende que la vida sigue
    y vos, estás, debés estar en ella
    por lo que te queremos
    vale?
    Jorge
    Posted by Jorge Arabito at Septiembre 25, 2003 11:14 AM

    Jorge Arabito

    20 marzo 2004 at 12:05 PM

  37. Carina, esta mañana llegué al trabajo, me puse a ver los mensajes pendientes, estaba el tuyo y, distraidamente hice click en tu “link” para ver
    de qué se trataba, aunque decidido a leerlo con más detenimiento después.
    Pero me encontré con Mini y, entonces, seguí leyendo y me vino la urgencia de escribirte:
    Yo también adoraba a una Mini; Susana Calderón se llamaba mamá, y algunos, incluidos mi papá le decían Betty; este mes, el 27, hará un año que
    murió dejándome más sólo, más angustiado, más herido por el absurdo que nunca. Si en algún momentito leés los “oficios” verás que parte del
    libro está atravesado por el dolor de esa pérdida. Mi mamá, como Mini, era una mujer extremadamente suave, cariñosa, afectiva con sus dos hijos y su marido a los que adoraba y que formaban su mundo, y tenía un sentido de la
    decencia y del cumplimiento del deber que ya no se estila.
    Ahora, he perdido para siempre su mirada, esos ojos grandes, negros, intensos, que se iluminaban cuando me veía, cuando iba a visitarla a su casa, cuando le contaba de mis cosas. Para ella seguía siendo su muchachito, aunque los años pasaban y yo también, de alguna manera, empezaba a envejecer. Y he perdido su sonrisa y no logro comprender cómo podré seguir viviendo. Sin embargo, se sigue adelante, y esto es raro,
    misterioso, inexplicable. Y hay que renacer a pesar de la ausencia, a pesar de que ya nadie nos querrá así; tratar de ser mejores personas como un homenaje vivo a su maternidad.
    Mamá, sobre todo en los dos últimos años de su vida, sufrió mucho, quizá no tanto como Mini, pero sufrió mucho. Me queda el consuelo de haber
    estado a su lado, de haberla atendido, ayudado, alegrado. Siempre que estábamos juntos hacíamos chistes y nos reíamos, y mateábamos, y yo le
    hablaba con tonada cordobesa (su origen y el mío) o usaba expresiones camperas, o antiguos dichos que le escuchara a su familia, y ella reía y ya
    no estaba tan triste y eso fue así hasta el final. Y tomamos, esos últimos años, infinidad de cafés, porque, aún cuando ya no podía ni sostenerse, íbamos a los bares y nos sentábamos y éramos felices los tres: ella, mi papá (que ha quedado tan solo ahora, después de ser inseparables) y yo.
    Todo se inició con un cáncer de endometrio, y en el año 1999, la operaron, la “vaciaron” como se dice, y anduvo un tiempo bien, aunque su carácter
    cambió y empezó a tener depresiones. Tuvo metástasis y en el año 2001 la volvieron a operar, y allí le tocaron la uretra que ya no fue permeable y le hicieron una nefrostomía, es decir, una sonda que le salía directamente del
    riñón, y que cada tanto se desconectaba o se infectaba. Pero aparte de eso tuvo, quizá como reacción al tumor, un problema neurológico espantoso que le fue impediendo caminar, y tenía dificultades para los movimientos finos y para
    hablar. Estuvo absolutamente lúcida hasta el final, pero el último mes ya no podía articular palabras, la última semana ni siquiera atinaba a
    decir sí o no. Al mismo tiempo empezó a tener dificultades para respirar que fue la causa final de su muerte. Finalmente dispuso irse, y nosotros no permitimos una última internación para entubarla, queríamos que estuviera en su casa,
    entre sus cosas. Le tenía mucho miedo a la muerte, pero tuvo el coraje de no pedir ayuda religiosa en ningún momento, y jamás se quejó, y se dejaba hacer todo lo que nosotros aceptábamos que le hiciera la “praxis” médica. No quería morir porque le gustaba la vida y amaba a su gente, y hasta último momento conservó, intacta, su afectividad.¿Cómo olvidar?
    Te cuento esto, Carina, no para apenarte sino para compartir,y homenajear, con alegría, como ellas lo merecen, el recuerdo de Mini y de Betty, vivas para siempre en nosotros y en nuestra escritura.
    Un abrazo. Horacio
    Posted by Horacio Calderón at Octubre 3, 2003 03:17 PM

    Horacio F. Herrera Calderón

    20 marzo 2004 at 12:06 PM

  38. Carina:
    Creo que la valentía no reside en “enfrentar” burocráticos y degradantes trámites, de los que tendrían que hacerse cargo funcionarios designados a tal efecto en cada circunstancia.
    Valentía, y a la vez signo de salud mental, es poder expresar y compartir tu dolor con otras personas. Más allá del por qué nos suceden las cosas que nos suceden (uno de los grandes misterios de la vida, tema sobre el cual se seguirá escribiendo eternamente), también es importante saber qué hacemos con lo que nos pasa.
    En tu caso, creo que has transmutado parte del dolor por la pérdida de tu mamá en energía libre y dispuesta a la creación.
    Gracias por permitirme conocer tu testimonio y mucha suerte!
    Alejandro Bosack
    Posted by Alejandro Bosack at Octubre 13, 2003 07:21 PM

    Alejandro Bosack

    20 marzo 2004 at 12:07 PM

  39. Querida Carina,
    Realmente me causa muchísmo pesar saber del fallecimiento de tu madre. Lamentablemente nos perdimos media vida de historia, pero tengo muy
    lindos recuerdos de ella de nuestra infancia. Recuerdo cuando te venía a buscar cuando venías a hacer experimentos a casa (¿te acordas?). Éramos tan chicos… Y me acuerdo que esa vez hace unos años, que nos encontramos en la avenida San Martín ella fue la que me reconoció (tanto habíamos cambiado los dos…) El homenaje que le escribiste es hermoso, y muestra que el recuerdo de ella seguirá vivo en los que la conocieron y amaron. Seguramente su fe en dios la ayudó a terminar sus días en paz. Personalmente estoy de
    acuerdo con lo que vos decís: si existiera un dios en el universo no sería precisamente un ser ejemplar. Mas bien parece un sádico que se alimenta del sufrimiento de millones de personas en este castigado mundo. Te mando un gran beso y un abrazo y espero verte algún día. Desde ya,
    contá conmigo.
    Gustavo.
    Posted by Gustavo Boado at Octubre 29, 2003 12:44 PM

    Gustavo Boado

    20 marzo 2004 at 12:08 PM

  40. Cari:
    No sé cómo empezar, nada más acertado que la palabra HOMENAJE para tu
    Mami, que fue para mí un emblema de Mujer y un ejemplo de vida… que te aseguro para ella tendría un sentido mucho más profundo que para cualquiera de nosotros. Desde afuera yo veía, recién cuando tuve conciencia, cómo vivió siempre con el mejor humor, jugando a las escondidas con la sombra de la muerte.
    Cada vez que entraba al quirófano y la veía a mi vieja llorar yo le decía que no se preocupara , que iba a salir todo bien, porque yo ya me había acostumbrado, a que esa mujercita de fierro, le haría pito catalán al dolor y volvería a sonreír y a proyectar y a vivir a través de los demás.
    Entiendo que te inunde una profunda tristeza , pero sabes qué?, entiendo que fuiste una Privilegiada, tal vez hoy no logres comprenderlo, pero la madre que estuvo siempre al lado tuyo fue la madre de los CUENTOS, la que te enseñó a reír, a llorar, a planificar, a disfrutar, a aceptar, a pelear, pero siempre permitiéndote ser vos, sin invadirte, siendo ese gigante bueno capaz de mostrarte el camino hacia la verdad… y a su vez dejando que decidas, que te convenzas, que persigas tus sueños, y ella vivía a través tuyo.
    Cada viaje que hacías, ella lo hacía con vos, vivía tus relatos, sentía tus asombros, tus alegrías, tus conquistas. Sin darte cuenta todo lo que se vio imposibilitada a hacer, lo hizo a través tuyo, a través de tus historias, de las cuales nunca la dejaste afuera, sin ni siquiera saberlo volvió a hacer la secundaria, la facultad, vivió tus amistades, tus campamentos, tus viajes, y esperaba el revelado de las fotos con la misma ansiedad que vos, y eso no tiene precio Cari, fuiste sus piernas, sus manos, y también su fortaleza. Igual que tu viejo que en cada cafecito había comprensión, calidez y un amor incondicional sin paredes y con alas.
    Hoy te doy las gracias por compartir esto conmigo, porque en el peor momento no me animé a acercarme, porque me sentía muy de afuera y en un momento de dolor no hay lugar para todos.
    Solo te quería pedir que no te detengas en el final, que no te permitas imaginar y tratar de sentir la sensación de sus últimos minutos, creo que no vale la pena quedarse con ese pedacito, creo que vivieron siempre algo inmenso, creo que era una mujer tan fuerte capaz de ir en busca de la muerte misma, y desafiarla con todo, como hizo en cada cosa que tuvo que resolver en la vida…
    Su decisión habla de un coraje inmenso, de una mujer única que como siempre desafió todo, porque su único motor era el amor que sentía por
    ustedes.
    Cuando murió mi tío, y en el crematorio todos aplaudieron, yo me sentí mal, no entendí, y hasta me molestó…despues entendí que a los Grandes se los depide con aplausos, un aplauso por vivir de una forma hermosa, auténtica, y por enseñar a hacerlo así.
    Hoy sigo escuchando el ruido del respirador que mantenía “VIVO” a mi viejo, pero sabes qué? ese no era mi viejo, el que siempre jodía, el de las sorpresas, el loco… y con ese me quedé, con el papá de toda la vida, no con el del día del ADIOS,… pero desde otro lugar, como si viviera dentro mío.
    Cada uno vive los duelos como puede, como se atreve, o con las herramientas que tiene para atravesarlos, pero quería decirte que no te olvides de que fuiste para tu vieja su infinito orgullo, y su MAXIMA FELICIDAD, esa que le diste al nacer, y que un hijo puede dar solo por existir, y eso tiene un valor incalculable.
    De tu Mini qué puedo decirte que no sepas… si era pura bondad… sabés que cada martes le mandaba a mis hijos alfajorcitos y un coleccionable del diario? Los miércoles eran un clásico de los Alfajores de la tía Coca, pero sabés que no eran alfajorcitos… ERAN MIMOS, siempre mimó a todos los que conoció, mimaba a su gata, a mi mamá, a mis hijos… y esos mimos desinteresados y esa manera de entregarse, esa bondad enorme junto a las garras que le ponía a su vida la hicieron UNA MUJER DE LAS GRANDES!!!!, y así vive dentro de cada uno de los que la conocieron. Porque los Grandes nunca mueren, yo viví la muerte de mi viejo como un hasta luego, y esa es mi propuesta que mientras esperás el reencuentro, vivas de la manera que te enseñó y la lleves a todos lados. Que su latido sea el tuyo y que le permitas vivir tu historia desde alli donde esta, en TU ALMA.
    LA ADORABLE MINI ES UNA GRANDE !!!!!!!!!!
    Como te habrá contado mamá dejé de trabajar (raro no?) pero no aguanté más y la vida no es sólo un escritorio… y me tildé de pensando que tal vez este final que eligió la Mini, sea el comienzo para que alguien que conozca su historia o padezca enfermedades similares puedan trabajar para no sentirse acorralados, tal vez desde algún lugar podamos hacer algún aporte, inclusive de investigación para modificar algunas otras historias, así que si se te ocurre algo en lo que pueda colaborar avisame !!!!!
    y recordá que A LA ADORABLE MINI SE LA APLAUDE DE PIE PORQUE ES UNA GRANDE !!!!!!!
    Bichita (Su)
    Posted by Susana Viciconte at Noviembre 1, 2003 03:44 PM

    Susana Viciconte

    20 marzo 2004 at 12:10 PM

  41. Carina, terminé de leer tu homenaje y me sentí tan emocionada, tan cerca tuyo. Recuerdo muy bien a tus padres y a tu vieja en especial, cuando te traía el cuaderno para ir a lo de Helenita a estudiar francés y te decía: Cielo te traigo el cuadernito???
    Era una mujer muy dulce, tengo la suerte de quedarme con el recuerdo de su imagen íntegra, completa y vivaz.
    Comprendo tanto tu dolor y sobre todo el gran negocio médico, además de la burocracia que hace interminable el trámite para reencontrarse con lo que alguna vez fue el traje que vistieron nuestros seres queridos para estar junto a nosotros en esta tierra.
    Espero que puedas superar este trance y quedarte con lo mejor de todos los momentos compartidos.
    Sabés que somos seres individuales y dueños de nuestra Vida, de vivirla o terminar de vivirla como deseemos, y a veces estas decisiones son tomadas no sólo para dejar de sufrir, sino para que los seres que nos aman dejen de padecer.
    Acompañá a tu viejo y acompáñense lo más que puedan, sabés que el amor es lo más poderoso del mundo, lo viste con ella.
    Mirá qué curioso, la Mini nació el mismo día que yo, y murió 4 días después que mi vieja.
    Sabés que siempre podés contar conmigo para lo que necesites, de corazón, te quiero mucho.
    Poyito, siempre y para lo que pueda ayudarte.
    Posted by Poyito at Noviembre 11, 2003 01:07 PM

    Thelma "Poyito"

    20 marzo 2004 at 12:11 PM

  42. “Paseandome” por ahi entre los diferentes diarios en español cai sobre este homenaje pasionado hacia la ausencia de una madre. Vivo desde el 1978 en Francia y vengo de Chile escapando a la dictadura de Pinochet… y en todos esos largos años jamas he regresado y no he visto tampoco a mi madre, que todavia vive en Valparaiso.
    Y seguro, puedo comprender y comparto la idea que aquel Dios (con mayuscula) del cual nos hablaban en las clases de catequismo en mi vieja escuela, si existe, aunque no lo creo, a veces se hace el sordo o mira para otro lado… como explicar o por lo menos justificar tanta cagada.
    Entonces mujer Mini, y aunque les extrañara recibir las palabras emocionadas de un ilustre desconocido, un gran saludo tardio y mudo por el coraje de haber vivido con dignidad y por la lucidez de decidir un buen dia de partir con la misma entereza.
    Y a vos Carina, un gran abrazo desde la lejania de mi Montpellier (sur de Francia) y donde el otoño ya hace de las suyas. See you…
    Posted by Joe el Misterioso at Noviembre 17, 2003 10:22 AM

    Joe

    20 marzo 2004 at 12:13 PM

  43. Y bueno, prefiero responderte aca, ya que la semana pasada tuve que cambiar de computer, instalar de nuevo Windows y la mayoria de los programas y tengo todavia que ver manera de recuperar mis mensajes, direcciones y otras vainas. Rogar al cielo también que todo vuelva a funcionar como antes.
    Nada mas… era mas que nada para decir que agradezco que me escribieras de nuevo y me alegro que la vida de tu mama se haga conocida por ahi, a ver si a algunos vampiros de la salud les da un poco de verguenza… See you..!
    Posted by Joe el Misterioso at Noviembre 29, 2003 04:34 PM

    Joe

    20 marzo 2004 at 12:14 PM


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: